0 Likes

Sky construction, Mystery of Elche
Alicante

El Misteri d'Elx (misterio de Elche en castellano) es un drama sacro-lírico religioso que recrea la Dormición, Asunción y Coronación de la Virgen María. Dividida en dos actos, la obra se escenifica cada 14 y 15 de agosto en el interior de la Basílica de Santa María, en la ciudad de Elche (Alicante).

Investigaciones recientes sitúan el origen de dicha obra en torno a la segunda mitad del siglo XV, contradiciendo así a las tradiciones locales, que la relacionan, por una parte, con la conquista del Elche musulmán (1265) y, por otra, con el hallazgo de la imagen de la Virgen, dentro de un arca de madera, el 29 de diciembre de 1370, en la cercana localidad costera de Santa Pola.

Se trata de la única obra en su género que ha sido representada sin interrupción hasta la actualidad, superando incluso el impedimento que supuso la prohibición de representar obras teatrales en el interior de las iglesias por parte del Concilio de Trento. Fue el Papa Urbano VIII quien, en 1632, concedió al pueblo de Elche, a través de una bula, el permiso para continuar con dicha representación.

Todos y cada uno de los personajes son representados por varones, tratando de respetar así el origen litúrgico-medieval de la misma, que prohibía expresamente la aparición de mujeres en este tipo de representaciones.

El texto del Misteri, a excepción de algunos versos en latín, se encuentra íntegramente escrito en valenciano antiguo.

La música es una amalgama de estilos de diferentes épocas que incluyen motivos del Medievo, del Barroco y del Renacimiento.

El 18 de mayo de 2001, la Unesco la declaró Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad1 e inscribiéndolo en 2008 en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.2 Algunos de los reconocimientos al Misteri incluyen, además, los de Monumento Nacional por el Gobierno de la II República española, en 1931; Fiesta de Interés Turístico Internacional por el Ministerio de Información y Turismo, en 1980; la Creu de Sant Jordi de la Generalitat de Cataluña así como la Corbata de la Orden de Alfonso X el Sabio del Ministerio de Educación y Ciencia, en 1988; y la Corbata de la Orden de Isabel la Católica del Ministerio de Asuntos Exteriores, en 1990; entre otros.

En 2008 y por primera vez, la representación cuenta con las voces de dos hermanos nacidos en Ecuador y residentes en Elche, tras once meses de preparación. 

El primer testimonio que tenemos de texto es una copia efectuada en el siglo XVII. El manuscrito original se perdió, pero la copia se conserva, aunque no es fácil saber la fecha exacta a la que perteneció. En la actualidad la copia más antigua que tiene el ayuntamiento es del 1709, era una copia del Consueta para los Mestres de la Capella. El Consueta es un nombre antiguo que se da a un cuaderno de apuntes, en el cual se anota el rito a seguir en cualquier celebración, en este caso el Cosueta de la fiesta.

Tradicionalmente se ha dicho que el texto estaba escrito en lemosín, pero esto es un error, puesto que lemosín es el nombre equivocado con el que antiguamente se llamaba en el Reino de Valencia, a la lengua valenciana. El texto es corto, está formado por 139 versos en la primera parte y 119 en la segunda. Los versos en la mayoría son cortos y con una versificación muy sencilla. Al empezar todo el texto no se canta, pero poco a poco se va ampliando la música hasta que alcanza todo el texto. El autor se desconoce, pero es sin duda muy antiguo. Algunos investigadores han creído que podría ser el Infante Don Juan Manuel, pero no es seguro.

La parte musical fue estudiada por Rhandy Martinez, según el cual la partitura es de diferentes épocas. La parte más antigua podría arrancar de la liturgia mozárabe (origen medieval) a ellos pertenecen los cantos de María y del Ángel que son de origen desconocido. De otras partes más modernas se conocen algunos autores como:

Ginés Pérez (1548) autor de “A vosaltres a pregar que s’ens anem a soterrar”.

Antonio de Ribera (1521) autor de “ Flor de virginal bellesa”, “ Aquesta gran novetat”.

Lluis Vich (1594) que es el autor de “ Ans d’entrar en la sepultura”.

El autor del Ternari es desconocido, pero por sus características debe ser también del siglo XVI. Por último hay aportaciones posteriores, porque la Festa siempre ha sido una cosa viva en permanente evolución.

Acto. primero: La Vespra

Tiene lugar el día 14 de agosto, terminado el solemne oficio de las I Vísperas de la Solemnidad. Comienza con la Virgen, María Salomé, María Jacobe y seis ángeles presentándose en la puerta de la Basílica. Suena el órgano de la iglesia. El Arcipreste y los Caballeros recorren la rampa que conduce al escenario (cadafal) y la Virgen entona un canto de ayuda, dirigiéndose al cortejo que la acompaña. Éstos, a su vez, le declaran su lealtad. Ella, entonces, se arrodilla y muestra su intención de reunirse con su Hijo. Luego asciende, acompañada de su séquito, hacia el cadafal, al tiempo que va evocando, en una suerte de Vía Crucis, la Pasión de Cristo.

Una vez arriba, se arrodilla de nuevo mientras las dos Marías y los ángeles la acompañan de pie a su lado. La Virgen vuelve a expresar el deseo de reunirse con su Hijo.

Más tarde, las puertas del cielo se abren y, dentro de una esfera granate y dorada (llamada magrana o granada), un ángel desciende para entonar un canto en el que saluda a la Virgen, anunciándole que su Hijo le concede su deseo.

El ángel se aproxima a María entregándole una palma. Ella la toma y le hace saber su deseo de verse acompañada por los apóstoles en el momento de su Nacimiento al Cielo. El ángel asciende de nuevo al cielo garantizando el anhelo de la Virgen.

San Juan, vestido de blanco, aparece al pie de la rampa que conduce al cadafal, llevando en su mano el Evangelio. Una vez arriba, María le hace saber lo inminente de su Tránsito al Paraíso, al tiempo que le entrega a San Juan la palma que le concedió el ángel. Él la recibe y entona, más tarde, un canto de tristeza.

Subiendo hacia el cadafal, el apóstol San Pedro, portando consigo las llaves del cielo, se muestra sorprendido por los acontecimientos. Llegado al lecho de María, la saluda entonando un canto mientras seis apóstoles más suben por la rampa.

En ese momento, tres apóstoles (entrando a la iglesia por tres puertas diferentes) se saludan entre sí y cantan sorprendidos por dicha coincidencia (escena conocida como "El Ternari"). Más tarde, suben al cadafal y, ya juntos, todos los apóstoles (a excepción de Santo Tomás) entonarán una Salve a la Virgen.

Finalizada, San Pedro se dirige a María y le pregunta sobre el misterio que encierra toda esta congregación. El séquito de la Virgen se reúne en torno a María y, ésta, entristecida, pide a sus hijos que la entierren en el Valle de Josafat.

Con las últimas notas, la Virgen cae muerta en el lecho. Los apóstoles, con velas encendidas, entonan un canto en el que esperan su resurrección.

Las puertas del cielo se abren y cinco ángeles (araceli) descienden cantando a la Madre de Dios. Una vez abajo, toman posesión del alma de María, al tiempo que ascienden de nuevo entonando los mismos cánticos del inicio.

El arcipreste de Santa María y los Caballeros suben al cadafal y besan los pies del cuerpo difunto de la Virgen. Les siguen las dos Marías, los ángeles y los apóstoles. Luego, San Juan, coloca sobre María la palma dorada. Concluye así el primer acto.

Acto segundo: La Festa

Tiene lugar al día siguiente, 15 de agosto. Una vez han terminado las Solemnes II Vísperas de la Solemnidad, el Rvdo. Sr. Arcipreste y los Caballeros suben por la rampa y besan los pies de la Stma. Virgen. Tras ellos, los apóstoles, se van situando a su alrededor. María Salomé, María Jacobe y el séquito de ángeles esperan al inicio del corredor.

Tres apóstoles cantan invitando al cortejo a unirse al sepelio. Cuatro de ellos descienden por la rampa y, contestándose mutuamente, el séquito y los apóstoles ascienden juntos hasta el cadafal.

San Pedro recoge la palma que descansa sobre el cuerpo de la Virgen y, dirigiéndose a San Juan, le hace entrega de la misma, pidiéndole que la lleve. Éste acepta y, algo después, todos los discípulos, arrodillados frente al cuerpo de la Virgen, inician un canto preparando así su entierro.

Finalizado, vuelven a levantarse entonando esta vez el salmo In exitu Israel d'Egipto, propio de la liturgia de exequias. De repente, intrigados por los cantos, un grupo de judíos aparece en escena al inicio del corredor. Dos de ellos suben hacia el cadafal descubriendo a los apóstoles alrededor de la Virgen. Vuelven abajo y hacen saber a los otros el motivo de la intriga. Éstos, alterados, deciden atacar al grupo de discípulos con el fin de llevarse el cuerpo sin vida de María y destruirlo más tarde.

El Gran Rabino, que forma parte del grupo, interrumpe amenazante el salmo que los apóstoles seguían entonando. Los judíos, entonces, comienzan a subir hacia el cadafal. San Juan y San Pedro intentan impedir el sacrilegio enfrentándose al malintencionado grupo. Pero éstos, más numerosos, consiguen llegar arriba y acercarse al cuerpo de María. Uno de ellos, tratando de cogerlo, ve cómo sus propias manos se paralizan, en una suerte de milagro. Los demás, testigos del mismo, caen de rodillas abrumados y contritos. Cantan, entonces, suplicando a Dios su ayuda.

Los discípulos, apiadándose de ellos, les piden que tengan fe en la virginidad de María. El grupo de judíos, arrodillados aún, suplican ser bautizados, cantando así a los apóstoles, que reconocen a María como la Madre del Hijo de Dios.

San Pedro los bautiza. Los judíos se muestran jubilosos y comienzan a cantar dando gracias a la Virgen. Uno de ellos, con una cruz alzada, da comienzo a la procesión que culminará con el entierro de María.

El órgano de la iglesia suena en ese momento y las puertas del cielo se abren. El araceli vuelve a bajar, portando consigo el alma de la Virgen y el canto de los ángeles inunda la basílica prometiendo la resurrección de María.

Los Caballeros regresan a la iglesia acompañando a Santo Tomás (que, según la tradición, regresaba de la India, donde había sido enviado a predicar). Éste, desconsolado por no haber podido asistir al sepelio, comienza a entonar un canto implorando a la Virgen su perdón.

El cielo, entonces, se vuelve a abrir y Dios Padre, acompañado de la Santísima Trinidad, comienza a bajar. Éste, portando en sus manos una corona dorada, la deja caer posándose suavemente sobre la cabeza de María. Una lluvia venida del cielo cubre de oro la escena, las campanas del templo repican y una salva de cohetes se lanza mientras espectadores y actores culminan la representación clamando Visca la Mare de Déu!. La Santísima Trinidad y el araceli han subido al cielo.Y los apóstoles, junto a los judíos, entonan finalmente el Gloria Patri.

wikipedia

Copyright: Jaime Brotons
Type: Spherical
Resolution: 8528x4264
Uploaded: 19/07/2012
Updated: 22/05/2014
Views:

...


Tags: elche; misterio; elx; misteri; mistery; world; heritage; unesco; alicante; spain; construction; worker; work
comments powered by Disqus

Jaime Brotons
Stamaria
Jaime Brotons
Araceli at aerial tramoya, Misteri of Elche
Jaime Brotons
Trono
Jaime Brotons
Ensayo
Jaime Brotons
Araceli Last test before acting, August 13, 2012
Jaime Brotons
Coronacion
Jaime Brotons
Mangrana, Misterio de Elche
Jaime Brotons
Panorama of the Procession of the Brotherhood of St. John and the Virgin, Elche 2012
Jaime Brotons
Museo de la Virgen se la Asunción, Elche 3
Jaime Brotons
Preparations for the Good Friday procession, Elche 2013
Jaime Brotons
Museovirgen1
Jaime Brotons
Museovirgen2
heiwa4126
9.11 No nuke demo in Shinjuku
liubin
Panorama tmp 909
Clay Morehead
The Inconvenience Mall
Adelino Chapa
Frigate D. FernandoII e Glória
Kyu-Yong Choi
seorak mountain temple Oseam ㅣ설악산 오세암
Kamil Kurowski
Palace of Culture and Science, 30 floor - west view
Zoran Strajin
Funicular Station - Haifa
yunzen liu
The scenery of Sichuan Daocheng Yading 8——LuoRong cattle farm
Martin Hertel
Hongkong - Lippo Center
Martin Hertel
Times Square - Hongkong
Kolosov Mikhail
Ukraine-Nikolaev-televishka-1-KolosovM
Dan Bailey
Terry's Book Nook with Francesca
Jaime Brotons
Sabatini Gardens, Madrid
Jaime Brotons
Vibora002
Jaime Brotons
Plaza de la Catedral de Murcia
Jaime Brotons
Bandodelahuerta
Jaime Brotons
Plaza Mayor, Madrid
Jaime Brotons
San Antonio Cape, Javea
Jaime Brotons
Panorama of Taibilla Castle, Spain
Jaime Brotons
Sella3
Jaime Brotons
Arrollo Acedas a su paso por Nerpio.
Jaime Brotons
Antesala del Real Casino de Murcia
Jaime Brotons
Panorama of Taibilla Castle, Spain.
Jaime Brotons
Last sun beams at Cala Escanar, Ibiza
More About Alicante

The area around Alicante has been inhabited for over 7000 years, with the first tribes of hunter gatherers moving down gradually from Central Europe between 5000 and 3000 BC. Some of the earliest settlements were made on the slopes of Mount Benacantil. By 1000 BC Greek and Phoenician traders had begun to visit the eastern coast of Spain, establishing small trading ports and introducing the native Iberian tribes to the alphabet, iron and the pottery wheel. By the 3rd century BC, the rival armies of Carthage and Rome began to invade and fight for control of the Iberian Peninsula. The Carthaginian general Hamilcar Barca established the fortified settlement of Akra Leuka (Greek: Aκρα Λευκa, meaning "White Mountain" or "White Point"), where Alicante stands today. Archeological site of Tossal de Manises, ancient Iberian-Carthaginian-Roman city of "Akra-Leuke" or "Lucentum".Although the Carthaginians conquered much of the land around Alicante, the Romans would eventually rule Hispania Tarraconensis for over 700 years. By the 5th century AD, Rome was in decline; the Roman predecessor town of Alicante, known as Lucentum (Latin), was more or less under the control of the Visigothic warlord Theudimer. However neither the Romans nor the Goths put up much resistance to the Arab conquest of Medina Laqant in the 8th century. The Moors ruled southern and eastern Spain until the 11th century reconquista (reconquest). Alicante was finally taken in 1246 by the Castilian king Alfonso X, but it passed soon and definitely to the Kingdom of Valencia in 1298 with the King James II of Aragon. It gained the status of Royal Village (Vila Reial) with representation in the medieval Valencian Parliament.After several decades of being the battlefield where Kingdom of Castile and the Crown of Aragón clashed, Alicante became a major Mediterranean trading station exporting rice, wine, olive oil, oranges and wool. But between 1609 and 1614 King Felipe III expelled thousands of moriscos who had remained in Valencia after the reconquista, due to their allegiance with Barbary pirates who continually attacked coastal cities and caused much harm to trade. This act cost the region dearly; with so many skilled artisans and agricultural labourers gone, the feudal nobility found itself sliding into bankruptcy. Things got worse in the early 18th century; after the War of Spanish Succession, Alicante went into a long, slow decline, surviving through the 18th and 19th centuries by making shoes and growing agricultural produce such as oranges and almonds, and thanks to its fisheries. The end of the 19th century witnessed a sharp recovery of the local economy with increasing international trade and the growth of the city harbour leading to increased exports of several products (particularly during World War I when Spain was a neutral country).During the early 20th century, Alicante was a minor capital which enjoyed the benefit of Spain's neutrality during World War I, which provided new opportunities for the local industry and agriculture. The Rif War in the 1920s saw numerous alicantinos drafted to fight in the long and bloody campaigns in the former Spanish protectorate (Northern Morocco) against the Rif rebels. The political unrest of the late 1920s led to the victory of republican candidates in local council elections throughout the country, and the abdication of King Alfonso XIII. The proclamation of the Second Spanish Republic was much celebrated in the city on 14 April 1931. The Spanish Civil War broke out on 17 July 1936. Alicante was the last city loyal to the Republican government to be occupied by dictator Franco's troops on 1 April 1939, and its harbour saw the last Republican government officials fleeing the country. Even if not as famous as the bombing of Guernica by the German Luftwaffe, Alicante was the target of some vicious air bombings during the three years of civil conflict, most remarkably the bombing by the Italian Aviazione Legionaria of the Mercado de Abastos in 25 May 1938 in which more than 300 civilians perished.The next 20 years under Franco's dictatorship were difficult for Alicante as it was for the entire country. However, the late 1950s and early 1960s saw the onset of a lasting transformation of the city due to tourism. Large buildings and complexes rose in nearby Albufereta and Playa de San Juan, with the benign climate being the best tool to bring prospective buyers and tourists who kept hotels reasonably busy. The tourist development, aside from construction, also brought numerous businesses such as restaurants, bars and other activities focused on visitors. Also, the old airfield at Rabasa was closed and air traffic moved to the new El Altet Airport, which made for a convenient facility for charter flights bringing tourists from northern European countries.When dictator Franco died in 1975, his successor Juan Carlos I oversaw the transition of Spain to a democratic constitutional monarchy. Governments of nationalities and regions were given more autonomy, including the Valencian region.Today, Alicante is one of the fastest-growing cities in Spain. The local economy is based upon tourism directed to the beaches of the Costa Blanca and particularly the second residence construction boom which started in the 1960s and reinvigorated again by the late 1990s.Source: http://en.wikipedia.org/wiki/Alicante